Aprender a tocar duduk

Duduk armenio

Se dice que la música habla sin palabras y que, de algún modo, puede llegar directamente al alma de una persona. La humanidad ha aprovechado este lenguaje de la música y lo expresa tocando instrumentos musicales, pero el duduk armenio es sin duda uno de los más poderosos por su capacidad de conmover a alguien en lo más profundo de su ser. El duduk es un instrumento de viento de doble lengüeta que se remonta al año 1200 a.C. La música duduk armenia se cultiva desde el siglo I a.C., durante el reinado del emperador armenio Tigran el Grande.

Los primeros instrumentos parecidos al duduk eran de hueso o caña, pero los actuales se fabrican exclusivamente con madera de albaricoquero. Casualmente, o quizás no, el albaricoque es la fruta nacional y un símbolo de Armenia, por lo que la madera de albaricoque es muy apropiada para el duduk. La lengüeta del instrumento es de caña, y su gran tamaño y amplia abertura producen el sonido único y lúgubre por el que es famoso el duduk.

Sin embargo, ¿hasta qué punto es famoso el duduk? El uso generalizado del duduk en la película es bastante impresionante para un instrumento que no se suele utilizar en la música tradicional occidental. Por nombrar sólo algunos, el sonido del duduk aparece en “Gladiator” (2000), protagonizada por Russell Crowe; la doble flauta ficticia de “El león, la bruja y el armario” es en realidad un duduk; y en la serie de televisión “Juego de tronos”, la música del duduk aparece en el tema de Daenerys Targaryen. Aparte de la cultura popular, uno de los músicos de duduk más famosos de nuestro tiempo es Jivan Gasparyan.

  Aprender a tocar di mo

Duduk oud

En general, sí y no. Tocar cualquier instrumento musical a un nivel bueno o profesional no es fácil y requiere mucha práctica, paciencia y perseverancia. Se considera que aprender a tocar el duduk es más difícil que la mayoría de los instrumentos, sobre todo por la falta de comprensión que existe en el mundo occidental. No sabemos mucho sobre cómo practicar y aprender las asombrosas técnicas utilizadas para crear los inquietantes sonidos de la música que emana del instrumento, y si tenemos en cuenta los complejos modos melódicos y rítmicos utilizados, resulta mucho menos sencillo de desarrollar que, por ejemplo, aprender a tocar el piano.

Personalmente, sólo había tocado el clarinete, y el Duduk era la primera vez que tocaba un instrumento de doble lengüeta. Al principio fue muy difícil, pero con paciencia y una gran cantidad de información de recursos en línea y de otras personas, pude desarrollar mi técnica en el transcurso de un año hasta alcanzar un buen nivel (¡para ser un principiante!).

Es una pregunta muy difícil de responder. Algunas personas son más rápidas y mejores que otras. Yo tardé entre 9 y 10 años en convertirme en un guitarrista decente de nivel profesional, mientras que hay colegas que han alcanzado ese nivel en menos de la mitad de ese tiempo. Lo mismo ocurre con el Duduk, o con cualquier otro instrumento: si practicas a diario y te centras en desarrollar tus estudios (y no te pones a dar vueltas sin sentido), seguirás desarrollándote y creciendo como músico. Lo principal es seguir siendo humilde y realista, sí, todos queremos sonar como Djivan Gasparyan, pero eso no va a suceder durante la noche …..

  Aprender a tocar campanas tubulares

Se han llevado al que amo

Has oído el sonido melancólico y encantador del duduk y estás pensando en aprender a tocarlo. Puede ser un instrumento difícil de dominar, así que antes de que te emociones demasiado, veamos los escollos que atrapan a la mayoría de los principiantes. Te ayudaremos a determinar cómo conseguir lo que quieres de la experiencia de aprender a tocar el duduk.

Considera lo que te gustaría conseguir: ¿quieres tocar en serio, te interesa cómo funciona el duduk o sólo quieres un recuerdo? El duduk no es un instrumento para principiantes, y no será un instrumento casual como una guitarra o un piano. Aprender a tocar bien el duduk puede llevar años, y dominarlo hasta encontrar tu timbre puede ser un viaje de por vida. Si eres nuevo en el mundo de la música en general, considera la posibilidad de aprender con un instrumento más fácil y volver al duduk cuando hayas ampliado tu repertorio musical.

Si quieres tocar a largo plazo o simplemente aprender a tocar algunas canciones de forma competente, deberás invertir en un buen duduk y una caña de calidad. Un instrumento profesional tiene la ventaja de producir los sonidos adecuados, el tono correcto y el conjunto de notas adecuado.

Duduk hören

Entre los instrumentos estrechamente relacionados se encuentran el Mey (Turquía), el Balaban (Azerbaiyán, Irán), el Yasti Balaban (Daguestán), el Duduki (Georgia), el Duduk (Armenia), el Hichiriki (Japón), el Piri (Corea), el Guanzi (China) y el Kamis Sirnay (Kirguistán)Músicos

  Aprender a tocar sabar

El duduk (/duːˈduːk/ doo-DOOK; armenio: դուդուկ IPA: [duˈduk])[1] o tsiranapogh (armenio: ծիրանափող, que significa “instrumento de viento fabricado con albaricoque”), es un antiguo instrumento armenio de viento de madera de doble lengüeta fabricado con madera de albaricoque. [2] Es originario de Armenia. [3] Existen variaciones del duduk armenio en todo el Cáucaso y Oriente Próximo, incluidos Azerbaiyán, Georgia, Rusia, Turquía e Irán[4][5] Duduk, Balaban y Mey son casi idénticos, salvo por diferencias históricas y geográficas[6].

Se suele tocar en pareja: mientras el primero toca la melodía, el segundo toca un bordón constante llamado dum, y el sonido de los dos instrumentos juntos crea un sonido más rico e inquietante. La lengüeta no aplanada y el cuerpo cilíndrico producen un sonido más parecido al del corno inglés que al del oboe o el fagot. A diferencia de otros instrumentos de doble lengüeta, como el oboe o la chirimía, el duduk tiene una lengüeta muy grande en proporción a su tamaño.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad